Cuando la vivencia se convierte en sintoma

En el origen de todos los síntomas (físico, orgánico o funcional; psíquico, trastornos del comportamiento, psiquiátrico, enfermedades genéticas, infecciosas) hay un acontecimiento, un suceso exterior que llamamos el Bioshock.

En el instante de experimentar un Bioshock, el cerebro no siempre tiene una solución concreta y consciente. Deberá pues buscar, de otro modo, una solución. Es evidente que si no tengo alimento aquí, pero que puedo encontrar algo allá, voy a ir allá: busco una solución concreta. Pero si no tengo solución, mi inconsciente inventa una oportunidad suplementaria de supervivencia: a esto se le llama un síntoma.

Para transformarse en síntoma, el Bioshock y su vivencia debe responder a cuatro criterios:

• Ser dramático
• Ser inesperado.
• Vivirse en aislamiento.
• Sin solución durable satisfactoria.

El suceso irresoluble, vivido bajo las anteriores circunstancias, tendrá una respuesta natural y necesaria para la supervivencia a través reacciones involuntarias desde el sistema neurovegetativo entrando así en un estado de simpaticotonía: el síntoma.

La unidad de lo vivo



Más allá de las causas, la noción de enfermedad psicosomática o de reacción biológica sobreentiende la unidad fundamental de lo vivo. Unidad que se expresa de mil maneras como son por ejemplo el psiquismo, las emociones, el cuerpo o incluso las enfermedades.

Cada uno presiente muy bien que hay algo que se quiere expresar aquí, que el síntoma no es el efecto de la mera casualidad. Pero, ¿cuál es el significado de este síntoma, de esta enfermedad? ¿Qué es lo que intenta expresarse?

Cuando se dice en el lenguaje popular: este individuo me ulcera, tal situación es indigesta, no lo puedo tragar, esto huele mal… Ya existe en estas palabras, en estos términos, la expresión de estas dolencias. Hablamos de nuestros órganos. Se reconoce esto generalmente para el asma, la úlcera de estómago, el eczema y cada vez más para el cáncer. Algunos piensan que hay por una parte: las enfermedades psicosomáticas; y por otra parte, las demás que no lo son… ¡Pero no se ve muy bien donde está el límite!

El hombre es una unidad indisociable. Si se es capaz de entender que no hay una sola célula del cuerpo que escape al control del cerebro humano, si se es capaz de entender que no hay una sola parte del cerebro que sea autónoma, que escape al control del pensamiento consciente o inconsciente, entonces se está preparado para comprender que no existe absolutamente ninguna enfermedad que no sea psicosomática. Porque no existe ninguna célula del cuerpo que escape al psiquismo.

Se lo contempla cada vez más seriamente en los círculos científicos con el estudio de los mediadores químicos, hormonas y neurotransmisores que son mensajeros de información. El enfoque de la psiconeuroinmunobiología es testimonio de ello. También con la utilización bien conocida, aunque a veces disimulada, del efecto placebo.

sábado 21 de enero de 2012

Hígado y carencia



Cuando a un animal o a un ser humano le hace falta comida, entra en un estado de carencia alimenticia, el hígado, que tiene entre 400 y 500 funciones biológicas, entra a actuar, activando una de sus funciones principales que es el de almacenar energía a través del glucógeno.

Si a un animal le hace falta comida, lo poquito que ingiera se va a almacenar en su hígado. En el momento en que el zorro se pueda comer muchas gallinas, el 30% es absorbido y el resto se elimina. Como previsión instintiva, el zorro antes de invierno aumenta el volumen de su hígado para guardar carbohidratos o azúcares en forma de glucógeno en el hígado, para luego de liberarlo como energía cuando las demandas sean altas. Es una forma de anticipación orientada a la sobrevivencia.

El tumor en el hígado hace como un almacenamiento suplementario, generado de un conflicto de carencia de comida. La carencia de comida o de la posibilidad de la misma y sus asociaciones simbólicas, por pérdida de un trabajo, por ejemplo, lleva al cuerpo a responder anticipándose a la carencia. La persistencia del conflicto o la gravedad de la causa que la produzca lleva a la generación de células especializadas que tratan de revolucionar el conflicto de carencia, aquí se produce cáncer de hígado. La biología permite la adaptación a una situación específica.

Enfermedades cancerígenas



¿Por qué una persona hace una verruga y otra persona, en el mismo lugar, hace un cáncer de piel?

¿Por qué una persona hace un quiste en el ovario y otra persona hace un cáncer en el ovario?

¿Cuál es el elemento suplementario que hace que esto se convierta en un cáncer?

En los dos casos hay un Bioshock, en los dos casos hay una vivencia asociada a ese evento. Si es el mismo órgano es la misma vivencia. En ambos casos hay conflictos programantes. Pero hay una diferencia, de lo contrario los dos tendrían la misma enfermedad.

Cada día tomo ensalada, por lo tanto hago ácido clorhídrico. Si es Navidad y como mucho necesito fabricar más ácido clorhídrico. Resulta que hay una espina de pescado que se clava en mi estómago, mi cuerpo reacciona y hago un tumor benigno en mi estómago.

El tumor, lo que hace, es ampliar, agrandar la superficie funcional. Si hay más superficie, hay más mucosa, así que se produce más ácido, por lo tanto hay más capacidad de digestión y esto va a poder destruir la espina.

Si, por ejemplo, tengo un trozo de hueso bloqueando mi estómago o algo mucho más duro e indigerible, el cuerpo tendrá que generar células especializadas del estomago para sobrevivir: aquí hay un cáncer de estómago, porque la supervivencia está amenazada: “se necesita fabricar un ácido que sea más corrosivo”. La enfermedad cancerígena en ese sentido, sirve para resolucionar y, si para la mente lo real y lo imaginario tiene el mismo peso e impacto, en el intento de solucionar la experiencia vivida que es indigerible, las células especilizadas entrarán a trabajar.

El cáncer busca una resolución express creando más tejido funcional. En el cáncer no hay tejido conjuntivo, solo tejido funcional que es alimentado por arterias que llevan la sangre y venas que hacen el drenaje. Es un lugar que debe ser muy eficaz. Es como si quisiéramos ir directamente a lo esencial.

Emoción y síntoma biológico



La emoción surge en un instante de inconsciencia, se puede decir que en un momento de separación con uno mismo. En efecto, no es que caigamos enfermos o que sea como quedarse embarazado o caerse de una escalera. Esto toma una fracción de segundo. Llega en un lugar y en un momento preciso que se trata de encontrar. ¿Por qué? Es la única manera de hacer volver a nuestro consciente lo que se ha encarnado con un síntoma. Si nosotros no revivimos este instante, ese bio-shock, no podremos encontrar el sentido biológico de la enfermedad. Se trata, en nuestra manera de ver el resentir, de reencontrar aquella primera vez en que se sintió inconscientemente.

El bioshock es un momento de reencuentro entre el mundo exterior y el mundo interior. Este reencuentro produce o una satisfacción, o una insatisfacción. Estas dos reacciones nos son perceptibles gracias a las emociones. La emoción es el trazo consciente de una actividad interna, es el índice de una función biológica satisfecha o no. Si hemos comido, nos sentimos satisfechos. Si no ha podido ser, nos encontraremos frustrados, en cólera, con sensación de carencia, etc. La emoción aparece siempre en un instante, de manera involuntaria, incontrolada y adaptada a una situación exterior. Se sitúa en nuestro cuerpo de una manera muy precisa (calor en el vientre, tensión en la garganta, peso sobre los hombros, molestias sobre las piernas, picores en cualquier parte del cuerpo.)

La emoción por lo tanto ¿es nuestra amiga?... Para responder habría que preguntarse: ¿cuál es la más potente de las energías. Es la emoción. Es nuestro carburante, la esencia misma de nuestra vida, el combustible de base. La emoción sola nos permite avanzar, nos da la energía para levantarnos por la mañana, para actuar, nos permite escoger o hacer elecciones e ir en la dirección que más nos conviene. La emoción provoca un reencuentro o aislamiento. Está en el origen de todas nuestras decisiones impulsivas.
¿Cómo sería vuestra vida sin emociones? Hay dos motores:

- Ir hacia o mantener una emoción positiva
- Alejarse o eliminar una emoción negativa

Las emociones traducen a nivel consciente lo que se ha vivido a nivel biológico celular, ya que la emoción tiene como función transmitir al consciente una emoción biológica satisfecha o insatisfecha.

Por Christian Fleche
Fuente http://uncuerpoparacurarse.blogspot.com.es/

Casos

TENDINITIS/Descodificacion Psicobiologica

Mujer 34 años, hace 6 meses sufre fuertes dolores en el brazo derecho. Diagnosticada de tendinitis en el hombro derecho, le recomiendan 8 meses de rehabilitacion. Conecta con la culpabilidad que siente, por no ser una buena pareja.

Después de la primera descodificación(a los 4 días del diagnostico) se le realiza una ecografía, la tendinitis ha desaparecido por completo, se le retira la rehabilitacion

RODILLAS / Descodificacion Biologica

Hombre 49 años, dolor en las dos rodillas. Conecta 5 años atrás, describe como le angustia la cantidad de trabajo en la casa, los quehaceres domésticos, la enfermedad de su mujer, no tiene ayuda de nadie, ya no resiste más y se rompe el menisco.

Con la primera descodificación biológica, al tercer día se siente bien, y permanece así 15 días .

Vuelve a consultar de nuevo, la rodillas le vuelven a doler. En la segunda DB, conecta con la edad de doce años, subido a un mástil en una verbena de San Juan, ve como se cae del mástil y se rompe la muñeca. Se da cuenta, que el no quería subir, a el estas cosas tan bruscas no le iban, solo lo hizo para demostrarles a sus amigos, su masculinidad.

Ve con claridad, que cuando la vida le obliga ha hacer, esta le rompe. Segunda descodificación, integra su parte masculina y femenina, tres días mas tarde, desaparece su dolor de rodillas. 

ESTOMAGO / Descodificacion Biologica

Varón de 40 años, consulta por un fuerte dolor en el estomago, desde hace una semana. Conecta con un problema de pareja. Comenta que a ella, su anterior pareja le ha pedido volver, y esta parece pensárselo. El se angustia, se siente inseguro y tiene prisa de tomar una decisión, de forma inmediata. El no poder digerir la situación y la prisa le provocar dolor en el estomago.

En una sola sesión, y de forma casi inmediata, desaparece el dolor de estomago. Ha pasado un mes y no ha vuelto a tener dolor.

FIBROMIALGIA / Descodificacion Biologica

Mujer 44 años, su inconsciente nos lleva, al nacimiento de su primera hija. Se siente desvalorizada, agobiada de tanto trabajo, dice que su marido, quiere mas a su madre que a ella, intenta esforzarse en agradar a toda costa. Sobrecarga familiar, desvalorización.

En la primera sesión, desaparece por completo la fatiga, en la segunda, los dolores se reducen muchísimo y después de dos meses, hace vida prácticamente normal.

OLFATO / Descodificacion Biologica

Paciente de 50 años, acude a consulta, por no tener apenas olfato. Le acompañamos a conectar con su inconsciente y recuerda que a los 17 años, su padre le llevo a limpiar una granja de excrementos de gallinas, el hedor tan insoportable, provoco un schock en su inconsciente y bloqueo casi todo su olfato.

En tan solo una sesión y después de un mes, ha duplicado su capacidad olfativa. A los 45 días, describe olores que todavía no conocía,y de la intensidad. Comenta haber recuperado casi por completo., y esta seguirá aumentando con el paso del tiempo .

Christian Flèche, psicoterapeuta, padre de la teoría de la descodificación biológica

"Cada órgano dañado responde a un sentimiento"


Emociones
Las enfermedades son una tentativa de autocuración, una reacción biológica de supervivencia frente a un acontecimiento emocionalmente incontrolable, de manera que cualquier órgano dañado corresponde a un sentimiento preciso y tiene una relación directa con las emociones y los pensamientos. Junto al doctor Philippe Levy, Flèche creó nuevos protocolos para organizar un método de diagnóstico original emocional y una nueva forma de terapia breve que busca en las emociones el origen y la solución a las enfermedades. Tiene publicados 17 libros sobre la descodificación biológica, cuatro de ellos traducidos al español. El cuerpo como herramienta de curación (Obelisco) ha vendido tres ediciones
El cuerpo es nuestra herramienta de curación?
 Yo era enfermero en un hospital de Normandía y observe que pacientes con la misma enfermedad, tratamiento y doctor evolucionaban de manera muy di#7;ferente.

Bueno, cada uno es cada cual...
 Exacto, mi hipótesis es que las enfermedades son una metáfora de las necesidades físicas y emocionales de nuestro cuerpo. Cuando no hay una solución exterior a esa necesidad, hay una solución interior.

¿Eso es para usted la enfermedad?
 Sí, una solución de adaptación. Cada órgano del cuerpo quiere satisfacer su propia función, es decir, atrapar oxígeno, alimentos... Si el cuerpo quiere comer, pero en el exterior hay guerra y no lo consigue en un plazo razonable, se produce un shock.

¿Nace el conflicto?
 Sí, el inconsciente inventa una vía suplementaria de supervivencia: un síntoma, que es una solución o una tentativa de solución inconsciente e involuntaria a ese shock vivido. En ese caso, el miedo a morir de inanición atacaría el hígado.

Póngame otro ejemplo.
 Una persona que siempre tiene prisa puede desarrollar un nódulo en el tiroides, que envía más tiroxina y aumenta el metabolismo del cuerpo, eso la hará más rápida.

Pero tener prisa es psicológico.
 Todo lo que captamos a través de los cinco sentidos, de los captadores neurovegetativos que vienen del interior del cuerpo, lo que pensamos o imaginamos, se traduce en realidad biológica.

¿Y provoca un síntoma?
 Si no hay una solución concreta y consciente, sí. De manera que si escuchamos algo muy desagradable que nos afecta podemos tener acidez de estómago. Y hay algo muy importante que tener en cuenta.

Dígame.
 El cerebro no distingue entre lo real o lo imaginario. Un trozo de limón en la boca o la idea de un trozo de limón en la boca provocan la misma salivación. En función del sentimiento particular, el shock afecta a una zona precisa del cerebro, visible por el escáner, a un órgano y a una realidad energética.

¿Realidad energética?
 Somos una unidad compuesta de cuatro realidades inseparables: orgánica, cerebral, psíquica y energética. No hay ni una sola célula del cuerpo que escape al control del cerebro, y este no escapa al control del pensamiento, consciente o inconsciente; de manera que ni una célula del cuerpo escapa al psiquismo. Un shock siempre va acompañado de un sentimiento personal que repercute en los cuatro niveles biológicos.

¿Y es irreversible?
 Cuando encontramos la solución esos cuatro niveles sanan simultáneamente. Una paciente tenía dolor en el hombro. "¿Desde cuándo?", le pregunté. "La primera vez estabas sola con mis hijos" "Si estas con tus hijos, no estás sola, ¿quién falta?" "Mi marido que nunca está, yo necesito estar arropada". Cuando lo reconoció, el dolor desapareció.

A lo largo de un día no satisfacemos todas nuestras necesidades fundamentales.
Cuando no las satisfacemos, nace una emoción. Si esa emoción se libera en el exterior bajo una forma artística, a través de la palabra, el baile o los sueños... todo va bien. Cuando el acontecimiento no está expresado, queda impreso y el cuerpo será el último teatro de ese evento.

¿Todo conflicto provoca enfermedad?
 No, es necesario que sea dramático, imprevisto, vivido en soledad y sin solución. Cuando se dan estos cuatro criterios, el trauma se manifestará a través de la biología.

¿Distintas emociones corresponden a distintos órganos del cuerpo?
 Sí, todo lo que tiene que ver con la epidermis responde a conflictos de separación; el esqueleto, a una desvalorización; la vejiga corresponde a conflictos de territorio. Para las mujeres diestras, problemas en el seno y hombro izquierdos corresponden a problemas con los hijos y viceversa para las zurdas; los desajustes en el seno y hombro derechos corresponden para las diestras a problemas con la pareja y viceversa.

¿Estómago e intestino?
 No tener lo que se quiere y no poder digerir lo que se tiene corresponde al duodeno y estómago. El colon corresponde a un conflicto asqueroso, podrido. En el recto están los problemas de identidad: "No me respetan y me dejan de lado". Los riñones es la pérdida de puntos de referencia. Los huesos: grave conflicto de desvalorización...

¿Lo adecuado para estar sano?
 Revalorizar las emociones, ser consciente de las emociones y expresarlas, es decir: bailar más a menudo. La gente está mucho tiempo en lo emocional pero son emociones procuradas: fútbol, cine... Un malestar compartido disminuye a la mitad, continúa compartiéndolo y acabará desapareciendo. Una felicidad compartida se multiplica por dos.

La ira y la violencia se expresan a sus anchas.
 Un hombre tiene miedo, el miedo produce rabia, y la descarga enfadándose con su mujer. Cuando estamos en contacto con la emoción auténtica, se transforma; cuando lo estamos con la emoción de superficie, no hay cambio. Si el hombre se dice: "Lo que tengo es miedo", su miedo disminuye a la mitad. Hay que tomar conciencia de uno mismo.

Dr Hamer - El origen del mal (TVE 1995) 1/6

BIODESCODIFICACION TXUMARI ALFARO y CHRISTIAN FLECHE ALERGIA Y FOBIA.wmv

Enrique Corvera

Biodescodificación Largo from Bio PNL on Vimeo.

La enfermedad como camino

la enfermedad como camino

Ken Robinson: Changing Paradigms (Spanish)

Un Curso de Milagros

Un Curso de Milagros 1

Aprende! Un Curso de Milagros

Aprende! Un Curso de Milagros

Volver al Amor de un curso de milagros

Marianne Williamson - Volver al Amor de un curso de milagros

Un Curso de Milagros

Un Curso de Milagros

Curso de milagros

Curso de milagros

Un Curso de Milagros

Un Curso de Milagros

Quart Seminari Marzo

Quart Seminari Marzo

BIODESCOFIDICACION

BIODESCOFIDICACION

Autocuración por desestructuración de la rutina

Autocuración por desestructuración de la rutina

Primera_parte_2_modulo_Marie_Jo

Primera_parte_2_modulo_Marie_Jo

Biodecodificacion cuerpo humano

Biodecodificacion cuerpo humano